Colectivos en la red

Formación

Caja de herramientas

JuveTube

JuveTube

¡Afíliate!

Cuando la desvergüenza se llama Coca-Cola

No es la primera vez que intentan algo semejante, Coca Cola lejos de acatar la sentencia de nulidad del ERE que decidió aplicar a la plantilla hace ya casi un año, considera que su objetivo sigue intacto y quiere ir más allá, tratando de desmantelar la fábrica de Fuenlabrada y seguir así con sus planes iniciales, como si nada hubiera sucedido en todo esto tiempo y la plantilla no hubiera conseguido pelea tras pelea importantes avances en este conflicto.

Las evidencias se tornan en obviedades: Coca Cola no está por la labor de cumplir lo que, tras la movilización de la plantilla, desde los tribunales se ha decidido. Considera que su inmenso poder mediático y económico está por encima de la legislación de los países y, sobre todo, muy por encima de los derechos colectivos de las y los trabajadores.

Coca Cola quiere jugar sucio y al despiste, desmantelando la fábrica y mirando para otro lado mientras la plantilla sigue demostrando una heroica resistencia que será recordada durante décadas.

Desde la Juventud Comunista exigimos a Coca Cola que acate la sentencia y reincorpore a las y los trabajadores en su puesto en la fábrica de Fuenlabrada, porque no le quepa ninguna duda que está es una victoria de la clase obrera, que por supuesto va a seguir presionando mediante el boikot y el sabotaje a sus productos para que note nuestra solidaridad con la causa obrera.

Igualmente queremos manifestar la absoluta irresponsabilidad de los dirigentes políticos que están saltándose su propio Estado de Derecho, su legislación y sus sentencias judiciales. Es inconcebible que las autoridades políticas no sólo no hayan obligado ya a Coca Cola a cumplir la sentencia, sino que todo lo contrario: permiten el desmantelamiento y envían a las fuerzas del orden para que se cumpla la injusticia, para mantener los privilegios de la multinacional y para reprimir a las y los trabajadores. Y es por eso que las evidencias se vuelven a tornar en obviedades: el Gobierno, bajo este Estado y con todos sus mecanismos bajo control, no está para favorecer a las y los trabajadores, sino a las empresas multinacionales.

Finalmente remarcar que desde la UJCE, como hemos venido haciendo todo este tiempo, apoyaremos las movilizaciones de la plantilla por sus justas demandas, deseamos que se recuperen sus puestos de trabajo en el centro de Fuenlabrada, y con unidad y lucha como se ha demostrado, la clase obrera es imparable en cualquiera de sus reivindicaciones.

¡No al ERE en Coca Cola! ¡Cumplimiento de la sentencia ya!

¡Viva la lucha de la clase obrera!