Colectivos en la red

Formación

Caja de herramientas

JuveTube

JuveTube

¡Afíliate!

¡Acude a la manifestación unitaria!

La Unión de Juventudes Comunistas denuncia la política reaccionaria que está llevando a cabo el Gobierno del PSOE, de la que sale claramente beneficiada la patronal y que deja en una situación muy precaria a la clase trabajadora. El gobierno les favorece a ellos ya a la oligarquía financiera a la que representa con actuaciones lamentables como la entrega de millones de euros del erario público a empresas y grandes constructoras en concepto de contratas para infraestructuras. El llamado Plan E, sinónimo de subcontratación, contratos basura y precariedad. El gobierno financia a las empresas que hacen negocio de la precariedad, convirtiéndose en cómplice de la situación.

Sigue aumentando la lacra del paro, superando los 4 millones y medio, y el gobierno aún no ha elaborado un plan estratégico para reducir esas cifras, encaminado a mejorar las condiciones laborales a través de la ampliación y mejora del sector público, garantizando el acceso de todas y todos al trabajo.

Frente a esta grave situación, ¿qué solución nos dan? Abaratar el despido mediante una reforma laboral que, lejos de dar respuesta, ahonda en el problema, perjudicando gravemente a la clase trabajadora.

La Juventud Comunista apuesta por la mejora de las condiciones de trabajo mediante el fortalecimiento del sector público y la jornada de 35 horas sin reducción salarial. Es necesaria la construcción de una conciencia crítica de la situación: la única alternativa a este robo a mano armada es la movilización.

Hoy más que nunca debemos entender que no podemos plantear alternativas desde una posición de debilidad. Ante las tentativas del capital de desmantelar todos y cada uno de los logros que la clase obrera ha alcanzado al precio de su propia sangre, debemos oponer nuestra mejor arma: la Huelga General. Es hora de pasar a la ofensiva.

¡Por los derechos de la clase trabajadora y en defensa de lo público!

Más de 4 millones de parados, una solución: ¡LUCHA!