Colectivos en la red

Formación

Caja de herramientas

JuveTube

JuveTube

¡Afíliate!

Los recortes en el IMD Albacete y sus consecuencias
Escrito por UJCE - Albacete   

Desde hace dos años se vienen notando las deficiencias en los servicios que ofrece el Instituto Municipal de deportes e Albacete, la precarización o cierre de instalaciones, recortes en horarios, despidos y una subida de tasas extrema por un servicio cada vez de menor calidad.

Los recortes en la plantilla del IMD ha traído una significativa dejadez en el mantenimiento habitual de las instalaciones deportivas, desperfectos que tardan hasta un año en solucionarse como por ejemplo los destrozos acaecidos en el estadio de atletismo tras una tormenta en 2012. Este abandono de las instalaciones se enmarca en un proceso privatizador, se han cedido terrenos a una empresa para la construcción de un centro deportivo privado avalado por un informe de viabilidad pagado con dinero público, un dinero con el que se dejó de pagar el centro de medicina deportiva para su cierre, dejando a cinco trabajadoras y trabajadores en la calle.

 

Por si esto fuese poco se procedió al aumento de tarifas para la utilización de instalaciones, cursos y juegos deportivos municipales, rondando dicho aumento el 80% en varios casos. Algunos ejemplos son el bono individual mensual que pasó de 18 euros a 35 euros o los cursos de tenis infantiles que pasaron de 22,50 euros a 40 euros, y así en todos los servicios. Patente es la pérdida de usuarios en las instalaciones del IMD.

Tampoco los juegos deportivos municipales, que aglutinan competiciones de diferentes deportes y categorías se han quedado al margen. Una ficha sénior que antes costaba 48 euros ahora cuesta 100 euros. Esto ha provocado un descenso de participantes que actualmente ronda los 600 equipos en contraposición a los 680 de hace dos temporadas.

Estos recortes ahondan en la precaria situación de la juventud, principales usuarios de las instalaciones del IMD. Nos criminalizan por socializarnos en la calle mientras no nos dejan otra alternativa, convierten en inaccesible el acceso a las prácticas deportivas relegándonos a un ostracismo vergonzoso a base de cierres y precarización de diferentes espacios públicos.