Colectivos en la red

Formación

Caja de herramientas

JuveTube

JuveTube

¡Afíliate!

El agua no es un negocio.

Ante los acuerdos de la Confederación Hidrográfica del Segura de abrir nuevos pozos en la provincia de Albacete, en la Comarca de Hellín, en Elche de la Sierra y en otros municipios de la zona,  la Juventud Comunista de Castilla la Mancha, desea trasladar a la opinión publica y a la ciudadanía su oposición a tales acciones por los siguientes motivos:

Estos pozos de sequía suponen una  nueva agresión al medio ambiente en una zona de especial sensibilidad y donde el agua es un elemento escaso y necesario. Su impacto se agudiza con el tiempo y las instituciones parecen aprobar este hecho.

La cifras expuestas por la CHS no avalan sus acuerdos, pues los pantanos del segura en la provincia superan las reservas de años anteriores, dejando sus argumentos en una simple excusa para mantener y ampliar la irrigación de los cultivos no sostenibles murcianos en menoscabo del aprovechamiento responsable, y con un objetivo claro, vender mas agua, hacer mas negocio con una riqueza que no les pertenece a base de especular.

Mercantilizar los recursos que son de todos genera una contradicción que exige soluciones.

Nuestro subsuelo mantiene tasas de explotación muy por encima de su capacidad de recuperación.  En un espacio corto de tiempo, nuestros recursos hídricos serán inexistentes, nuestros suelos perderán su riqueza y afectara a la flora, la fauna y la actividad económica de la zona sin importar su naturaleza.

Priman los intereses de las empresas frente a los de los ciudadanos, frente a los recursos naturales. El agua es un bien escaso, de todos, pero en Castilla La Mancha se trafica con ella, no se protege, se hace negocio, todo con el silencio latente de las Administraciones y mientras desde el gobierno regional nos lanzan un cruce incomprensible de propuestas para desorientar a la gente de la calle. Ellos son los responsables, pues nos gobiernan desde el nacimiento de la democracia. Tras ellos, el PSOE, incapaz de unificar su discurso en Valencia, ni en Murcia ni en La Mancha, arrastra  nuestra escasa riqueza hídrica a la explotación y el despilfarro.

El Trasvase debe de acabar ya, y las Confederaciones representar a todas las entidades y provincias que recorren los ríos. Los manchegos nos encontramos en una situación de total indefensión, desde Guadalajara a Albacete. Es en Valencia y Murcia donde manejan las compuertas. El expolio debe de acabar, por la subsistencia de nuestros ecosistemas y el futuro de nuestra tierra.