Colectivos en la red

Formación

Caja de herramientas

JuveTube

JuveTube

¡Afíliate!

¡Estudiantes a la huelga!
Escrito por UJCE - Albacete   

Muchos se preguntarán por qué habrían de ir los estudiantes a la Huelga General, ¿por qué si no nos van a contar en las cifras oficiales?, ¿Por qué si no nos afecta directamente esta reforma? Tal es la inconexión que muchas veces sufrimos los estudiantes con la realidad social, que incluso ante una Huelga General a la que sobran motivos para acudir, algunos aún ponen excusas. Tampoco ayuda actitud de la mayoría de nuestros profesores, funcionarios que creen que no va con ellos la reforma, que no les afecta, pero que esta vez se equivocan.

Para empezar, los estudiantes debemos ir a la huelga por solidaridad con los trabajadores, con esas personas a las que se les va a exprimir una vez más el bolsillo , y digo una vez más porque esta crisis ya la ha pagado tres veces la clase trabajadora.

La primera vez que los trabajadores pagaron la crisis fue cuando vendieron su fuerza de trabajo precariamente propiciando que se lucraran los propietarios de los grandes medios de producción y las grandes entidades de crédito a costa de su labor.

Después, cuando la burbuja explotó y algunos bancos se declararon en bancarrota, y los más afortunados en suspensión de pagos (cortando así el crédito a las empresas), el BCE, con dinero público, desembolsó millones de euros a las grandes entidades con el objetivo de reactivar el crédito. Una vez más, los contribuyentes pagaban las pérdidas de los que se lucraron a costa de su trabajo. Habrá que ver si una vez recuperado el sistema, socializan los beneficios así como socializaron sus pérdidas, eso sería lo lógico.

Y la tercera, con una “lógica aplastante” de los actuales teóricos en el campo de la economía, para salir de una crisis provocada por el neoliberalismo lo más racional es echar un par de tazas más de la misma receta. Para salir de una crisis provocada por la libre movilidad de capitales y la especulación sin control, lo lógico para ellos es reducir más aún la intervención del estado. Para conseguir reducir el paro, lo más lógico para ellos es abaratar el despido y flexibilizar el mercado. Una vez más, lo lógico para ellos es apagar fuego con gasolina.

Para seguir con las justificaciones que han de llevarnos al sector estudiantil a la huelga, no podemos pasar por alto la evidente preocupación por nuestro futuro en el mercado laboral, ya que muchos en breve, serán con suerte, parte de la población activa a la que se le aplique la nueva reforma. Pero también debemos hablar del presente, ya que tenemos la responsabilidad de no dejar que nuestra pasividad hoy acabe con las conquistas históricas que la lucha de la clase trabajadora ha conseguido en cuanto a derechos, calidad laboral y garantías sociales a lo largo de la historia.

Y a nuestros profesores, primero, que sepan que la reforma laboral también va con ellos, ya que como todos sabemos, entre otras cosas, la rebaja salarial a los funcionarios ya se ha aplicado. Pero no pasemos por alto lo más importante, cambios en la calidad del puesto del funcionariado. Cuando mencionamos estos cambios en la calidad, hacemos referencia a la posibilidad de despido de los funcionarios fijos por causas de viabilidad económica, a la posibilidad de sustitución del empleo propio por contratas y subcontratas sólo por ahorro de costes, al manejo de las bolsas de trabajo de sanidad y educación por parte de las ETT’s y a la utilización del despido por absentismo (despido por faltar 8 días en 2 meses consecutivos o 21 días en un año).

Ya sólo queda hacer un llamamiento a la profunda crispación que debemos sentir ante esta Reforma Laboral, la cual es un insulto a la clase obrera. Cuestiones como que el estado cubra con nuestros impuestos parte de los despidos declarados improcedentes, ampliación del contrato fijo de promoción de empleo a más sectores porque éste tiene costes de despido menores, la no necesidad de justificar las pérdidas para aplicar el despido objetivo o la ampliación de los destinatarios de contratos en prácticas y de formación son algunas de las razones por las que la Juventud Comunista creemos que el próximo día 29 de septiembre la Huelga General debe ser respaldada tanto por los estudiantes como por los profesores.